top of page

Alocasia Cuprea: Cuidados, cultivo, trasplante y plagas

Actualizado: 4 mar 2022




2.1 Riego

2.2 Luz

2.6 Abono



Básicos


La Alocasia Cuprea Red Secret tiene unas hojas tornasoladas para morirse. Su nombre viene del latín, cuprum=cobre, y le va a la perfección. Las hojas nuevas son de color verde y granate. Al ir alcanzando la madurez los nervios de las hojas se oscurecen tornándose negros y el color granate se acentúa. Pertenece a las Alocasias Joyas.




Guía de cuidados

Riego

Prefiere que el suelo se mantenga ligeramente húmedo. Son muy expresivas, así que notarás que en cuanto le falta agua se pone lacia. En verano riega 2 ó 3 veces por semana y en invierno, 1 ó 2, especialmente si hay calefacción. No le gusta el agua de riego muy fría ("pies fríos"). Truco: deja el agua reposar en la habitación unas horas para que tome la temperatura ambiente.

Si sois de aquellas y aquellas que se os olvida regar las plantas os recomendamos que echéis un vistazo al inserto de autorriego y ¡te olvidas!




Luz

La mejor iluminación para una Cuprea es brillante pero indirecta. La luz solar directa quemará el follaje. Pueden prosperar cerca de una ventana soleada si se mantienen fuera del sol directo, o en la luz solar filtrada detrás de una cortina.



Temperatura y humedad

Los niveles de humedad adecuados para la Alocasia Cuprea comienzan a partir del 60%. Si tienes una humedad media, una solución es colocar recipientes llenos de agua cerca de la planta o agruparla con otras para que "ecosistemen". ¿Qué signfica este palabro? Al poner varias plantas juntas, es como si reprodujéramos un pequeño minimundo, un ecosisteman. Eso permite que las plantas puedan aumentar ligeramente los niveles de humedad. Puedes probar mezclando plantas de diferentes alturas, las más altas recibirán más luz y las mas bajitas son las que disfrutaran de más humedad, al estar más protegidas. Si vives en una zona seca, como Madrid por ejemplo, para alcanzar los niveles de humedad ideales, lo recomendable es colocar un humidificador. Tienes de distintos tamaños y precios.


Como casi todos los bulbos, la temperatura ideal se encuentra entre 15 y 25 grados. Las alocasias no toleran ni el frío ni las heladas, por lo que procura no someterla a temperaturas inferiores a los 15 grados. Tampoco le gustan demasiado las corrientes de aire. Una temperatura baja puede desencadenar la la latencia y la hinernación.


La latencia de Alocasia es cuando la planta deja de crecer y se estanca o muere. Es un proceso natural, desencadenado por una reducción de la luz, temperaturas más frías y aire y suelo más secos. Volverá a crecer cuando regresen las condiciones cálidas, luminosas y húmedas. La latencia puede retrasarse o inducirse.


¿Qué es la latencia?

La latencia en Alocasias es natural y, aunque no nos guste, no es motivo de preocupación. La mayoría de las plantas pasan por algún tipo de latencia, solo que las alocasias, como buenas #dramaqueens pueden llevarla a los extremos. Visualmente, parece que la planta no está haciendo nada... ¡pero no es así! La planta está cambiando a una nueva fase de actividad en la que necesitará una tasa metabólica más baja. Pero no está muerta del todo, aunque lo parezca. Incluso en temperaturas frías, las raíces pueden almacenar energía, convertir almidones y sentar las bases para futuras hojas y flores.


La latencia invernal tiene que ver con la eficiencia: las alocasias producen hojas cuando hace calor y brillan y se ralentizan cuando las condiciones de crecimiento disminuyen. A menudo, simplemente dejan de crecer, pero pueden realizar un acto de muerte que avergüenza a una diva: caer mientras las hojas se vuelven amarillas una por una a medida que mueren lentamente. cortinas (Hasta la próxima temporada)



Sustrato, abono y trasplante

La mezcla debe ser lo suficientemente gruesa para que drene rápidamente, de modo que sus raíces, amantes del oxígeno, puedan respirar. Una mezcla de tierra recomendada es una combinación a partes iguales de Perlita, mezcla para orquídeas y fibra de coco picada. Puedes emplear un poco de fertilizante líquido disolviéndolo en agua de riego cada 15 ó 20 días en primavera y verano o bien, optar por clavar barritas fertilizantes cada 2 meses.


Uno de los sustratos que le vendrían fenomenal es nuestro mix para Alocasias o si no quereis preocuparos demasiado y vais a trasplantarla a una maceta de autoriego, la Lechuza Pon, un sustrato de alta calidad alternativo a la tierra. Consiste en piedras minerales de alta calidad, libres de contaminación y contaminantes. Tiene una relación ideal de aire y agua (45% agua / 55% aire). Incluso después de años, el sustrato es estable, no se condensa y mantiene su estructura permeable al aire.




MACETA

Va a depender del tamaño de tu planta. Nuestras cupreas vienen en un tiesto de 6cm por lo que te recomendamos que la pases a una que no supere los 10cm de diámetro y como siempre, con agujeros de drenaje para evitar encharcamientos. Si no quieres complicarte la vida, hemos preparado un kit perfecto para que recibas a tu Cuprea como se merece. Este pack viene en una cajita que incluye una Alocasia Cuprea baby, sustrato especial para que la trasplantes, una eco-maceta de plástico reciclado de 8cm y una maceta vibes fold round mini de 9cm. Si vas a regalarlo, puedes añadir el texto que quieras para que lo imprimamos y se lo enviemos con todo nuestro cariño.




Toxicidad y mascotas

Esta planta no es la más apropiada para tenerla con mascotas en casa, ya que son tóxicas para ellas. Si tenéis una Alocasia Cuprea por casa procura que no la mordisqueen.


Si tu compi de piso no va a poder resistir mordisquear la Alocasia, ¡no te preocupes! aquí te dejamos algunas opciones pet friendly.



problemas y soluciones

Araña roja, ácaros y cochinilla: son los parásitos más comunes que afectan a la planta. Suelen aparecer cuando la Cuprea está debilitada y las condiciones no son las adecuadas, por ejemplo cuando las temperaturas son elevadas o la zona es muy seca. Otros síntomas que puede presentar son los siguientes:

  • La planta está decolorada y quemada: la hemos ubicado en una zona demasiado soleada o nos hemos olvidado de los riegos y está seca. La solución es trasladarla a una zoma de semisombra y aumentar los riegos y la humedad.

  • La planta pierde las hojas: está pasando frío o está colocada en una zona en la que no recibe suficiente iluminación.

  • La planta pierde su esplendor: probablemente necesite abono.

Si has llegado hasta aquí... ¡Enhorabuena! acabas de convertirte en #Alocasiaologo ¡Gracias por leernos! Para más tips y curiosidades plantiles puedes seguirnos en Instagram y Facebook.



5067 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page