top of page

Erica gracillis o brezo rosa: Cuidados, cultivo, trasplante y plagas

El brezo rosa (Erica gracilis) es una planta arbustiva de pequeño tamaño que llenará cualquier espacio de color. Aunque procede de Sudáfrica y está acostumbrada a entornos cálidos, es perfecta si buscas llenar tu balcon o terraza de color sin complicarte demasiado, ya que es una planta súper versátil que se adapta de maravilla a todo tipo de climas soportando, incluso, bajas temperaturas.


Esta especie arbustiva cumplirá en tu jardín o en la terraza una función ornamental, si bien no podrás utilizarla para formar setos debido a su tamaño reducido, ya que por lo general no supera los 40 cm de altura. Aunque no es una planta demasiado quisquillosa en cuanto a cuidados, si no quieres quedarte con un palo triste, tienes que seguir unas pautas y sobre todo escuchar a tu planta. En este post te explico las claves para triunfar con tu brezo rosa.


Floración y polinizadores


Guía de cuidado

Plagas

Problemas y soluciones



Floración y polinizadores

Aunque es lo más llamativo, la belleza de su floración no es la única razón para incluirla entre nuestras plantas de exterior. Al margen de lo estético, la Erica gracilis cumple un papel fundamental ya que es un auténtico imán para las abejas, que encuentran en sus flores un bocado delicioso. Por ello y si nos planteamos cómo atraer insectos polinizadores al jardín, este arbusto es un auténtico imprescindible.



Guía de cuidados


Riego


Nuestra rosada Erica, es un arbusto de raíces finas, que demanda tener el sustrato siempre ligeramente húmedo, y que no tolera ni la sequía ni los encharcamientos.


¿Cómo acertar con el riego? Lo cierto es que tendrás que ir pillándole el punto, porque no es lo mismo tenerla en el clima húmedo del Norte, que en zonas con menos humedad ambiental y apenas lluvias. Pero nuestro consejo es:


si la has plantado en maceta, lo ideal es hacer un riego por inmersión del cepellón cada cierto tiempo y controlar de manera regular la humedad del sustrato, comprobando cómo está el sustrato más allá de la superficie (con el truco del dedo o el palito)


Si está plantada directamente en el suelo, te tocará estar pendiente de la humedad antes de volver a regar.



Algo que te agradecerá muchísimo, por que es una planta que necesita suelos ácidos; es que reguemos siempre con agua no calcárea, o con agua de lluvia. El brezo rosa puede resistir periodos de "sequía" pero lo que peor llevan es tener las raíces encharcadas.

Evítalo utilizando una maceta con agujeros en la parte inferior. De este modo, el agua irá a parar a un plato o un cubremacetas. Si el sustrato estaba bastante seco, es probable que el agua escurra directamente sin empapar el sustrato y en la práctica, es como si no hubieras hecho nada, porque lo importante es hidratarlo. Una opción es esperar unos 30 minutos y dejar que la tierra se empape, o regar por inmersión con cuidado de que no se encharque.

La frecuencia de riego dependerá de la estación del año, y el diámetro y material de la maceta. Reduce en invierno y aumenta en verano. Ah! El tamaño de la maceta importa :)


Si tu planta está en una maceta pequeña tendrás que regarla con más frecuencia por la sencilla razón de que tiene poco sustrato con el que retener el agua. Desde nuestra experiencia, la mejor opción es el inserto de autorriego. Perfecto para que la planta coja el agua cuando lo necesite y para añadir el fertilizante (importantísimo en primavera) con el que alimentar a tu lyrata. Recuerda, a la hora de regar siempre menos que más. Si tienes dudas, puedes utilizar el truco del delo o de la varita de madera para comprobar el grado de humedad. Si la tierra se queda pegada al palito significa que el sustrato está húmedo.





Luz

Como siempre, es fundamental para el correcto desarrollo de tu planta. ¿Quieres que tu Erica gracilis florezca y tiña de rosa las macetas de tu terraza? Pues entonces esmérate en buscarle el emplazamiento perfecto en el que reciba una buena cantidad de luz natural, pero sin sol directo ya que podría secarse. Lo mejor es colocarla en un rincón en semisombra, donde reciba abundante luz indirecta pero sin que le pegue demasiado sol.



Temperatura


Aunque el brezo rosa es una planta resistente que se adapta bien a la mayoría de las situaciones climatológicas, prefiere las temperaturas templadas para crecer y desarrollarse. No obstante, resiste temperaturas frías siempre que nos sean demasiado prolongadas en el tiempo. Incluso sobrevivirá a temperaturas por debajo de 0ºC y a las heladas puntuales. Bastante sencillo, no?


Si la cultivas en maceta y vives en una zona de frío extremo, trasládala al interior cuando llegue el crudo invierno.


Humedad


En lo que respecta a la humedad. En mi experiencia, el Lyrata agradece una humedad elevada, los niveles de humedad del 50-70% de la tienda (estamos en Bilbao, en el norte de España) le funcionan muy bien. Si vives en un ambiente seco, hay calefacción o pones el aire acondicionado, es conveniente pulverizar sus hojas a menudo para intentar crear una atmósfera que reproduzca sus condiciones natales. Una solución es colocarlas cerca de un humidificar o colocar un plato en la base de la maceta con bolas de arcilla o greda volcánica y agua - sin que toque la maceta - para aumentar la humedad ambiental. Otro truco es colocar varias plantas juntas, entre ellas cooperan, forman su propio ecosistema y comparten la humedad que generan entre todas.


Sustrato

Suelo ácido y con buen drenaje, esos son los dos detalles vitales que adora la Erica gracilis. Como es una planta rústica, podriamos creer que puede crecer en cualquier parte. Pues no, lo sentimos pero no es cierto. La Erica gracilis necesita un suelo ácido para poder desarrollarse en condiciones, por lo que es fundamental plantarla en un sustrato para plantas ácidas. De no hacerlo, tendríamos que acidar el terreno de forma mensual con hierro. Puedes emplear un poco de fertilizante líquido, ESPECÍFICO PARA ACIDOFILAS, disolviéndolo en agua de riego cada 15 ó 20 días en primavera y verano o bien, optar por clavar barritas fertilizantes cada 2 meses. Desde El Club de las Plantas os recomendamos que uno de los sustratos que le vendrían fenomenal es nuestro sustrato premium. Esta mezcla es un clásico que nunca falla: 🪴turba rubia como base esponjosa

🪴 fibra de coco para la soltura y la jugosidad

😋🪴perlita y vermiculita para aportarle aire y soltura

💃🪴humus de lombriz para nutrirlas

🪱💪🏼🪴tierra de diatomeas como prevención de plagas y aporte nutritivo ☠️🕷 Todas nuestras mezclas de sustrato están producidas de forma local y sostenible en Mungia (Bizkaia)



Trasplante y reproducción

Trasplanta a una maceta de mayor tamaño cada dos años, preferiblemente durante la primavera. Cuando lo hagas aprovecha para eliminar las raíces que estén en mal estado, así sanearás la planta. Una vez trasplantado, humedece bien el sustrato con agua y un poco de fertilizante diluido y espera a que drene del todo antes de meterlo en su cubremaceta.


Las 5 claves del trasplante:


  1. Esteriliza las herramientas que vayas a usar, tanto de poda como para ayudarte en el trasplante.

  2. Retira las hojas secas o partes en mal estado. Sin miedo :)

  3. Suelta la tierra en los bordes de la maceta, moviendo un poco la planta para que el cepellón se afloje. Si hace falta, corta la maceta para liberar las raíces.

  4. Extrae la planta procurando no dañarla, pero no pasa nada por eliminar raíces en mal estado.

  5. Pon la planta en su nueva ubicación, cubre el cepellón de sustrato y riega.


Si te gusta propagar, puedes multiplicar esta planta por esquejes, su reproducción es bastante sencilla. El mejor momento para acometer la tarea es al principio de la primavera o al final del verano.


- Corta un esqueje de 5 o 7 cm de largo y plántalo en sustrato húmedo al que habrás añadido previamente un poco de perlita para mejorar el drenaje.


- Riégalo de forma abundante y frecuente.


- Mantenlo en un rincón oscuro a una temperatura de entre 18 y 24ºC hasta que comiences a ver surgir pequeños brotes. ¡Ya tienes tus nuevos brezos rosas!




Toxicidad y mascotas


No se considera una planta altamente venenosa para mascotas como perros o gatos, pero tampoco es comestible ni recomendable para su consumo. Si una mascota ingiere pequeñas cantidades de calluna, es posible que no cause problemas graves, pero en grandes cantidades podría provocar malestar gastrointestinal, como vómitos o diarrea. Si tu compi de piso no va a poder resistirse a mordisquearla, ¡no te preocupes! aquí te dejamos algunas opciones pet friendly.


Problemas y soluciones


Puede que a lo largo del tiempo que tengas a este tipo de planta en casa veas que tiene algún problema. Por ejemplo, puede que detectes al hojas débiles o que veas a tu ficus con hojas amarillas o marrones. Aquí van algunos consejos para detectar problemas


Hojas secas y lacias


Si ves que los bordes de las hojas de tu planta están secas, no estás regando la planta lo suficiente. El brezo es una de las plantas más sensibles a la falta de agua. En cuanto se queda sin agua se le secan las hojas. Es habitual que esos brezos que compramos en plena floración con las flores lilas enseguida empiecen a perder como unos pelitos que son las hojas secas.



Si has llegado hasta aquí... ¡Enhorabuena! estamos convencidas de que tus brezos rosas van a estar espectaculares ¡Gracias por leernos! Para más información no dudes en visitar nuestras cuentas de Instagram, Pinterest y Facebook.




1211 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page