top of page

FICUS AUDREY, el diamante de los Ficus

Actualizado: 15 oct 2021

Estamos acostumbrad@s a ver ficus en multitud de sitios, en nuestro trabajo, en casas de amigos, en el portal de nuestro edificio… seguro que te los has encontrado en todos lados y si eres un plantlover, tendrás alguno en tu jungla, pero no como éste…


El Ficus Audrey (Ficus benghalensis) es un diamante en su especie ¿quieres saber porqué? Vamos q conocerlo a fondo…


HISTORIA


Esta planta es original de la India y de Ceylán y en su lugar de origen los conocen como banianos. Ahora te cuento porqué…

Como casi todos los ficus, se reproducen fácilmente por semilla o por esqueje y con la madurez se van extendiendo desde donde nacen mediante raíces aéreas que anclan en el suelo, comienzan a crecer y a engordar y se “independizan" de la planta madre. Pueden recorrer grandes distancias de esta manera, ¡es un ficus con patas!


¿Y porqué banianos? Muchos pueblos de Asia hacen vida y se protegen del sol debajo de estos árboles, crean puestos de comida, pasean e incluso construyen templos y mercadillos. Los comerciantes ambulantes reciben el nombre de banianos y como era habitual que pusieran sus tenderetes bajo estos árboles, se llegó a identificar el nombre de los árboles con el de los vendedores ambulantes.


El Ficus benghalensis fue descrito por primera vez en 1753 por Carlos Linneo, un doctor en Medicina considerado el creador de la clasificación de los seres vivos o Taxonomía (Clasificación u ordenación en grupos de cosas que tienen unas características comunes)

Los Budistas y los hindúes lo consideran un árbol sagrado. Se dice que Buda alcanzó la iluminación sentado bajo un baniano. Con su fruto se han obtenido medicinas contra la lepra y la diabetes, aunque el sabor no es muy atractivo para los humanos, pero sí hay monos a los que les encanta y a los elefantes les flipan sus hojas.


Ahora que conocemos sus orígenes, tendremos más idea de cómo cuidarlo, ¿Sueles investigar una planta antes de comprarla? Yo siempre lo hago y lo recomiendo, porque te dará pistas muy sencillas para que esté en tu jungla mejor que en brazos.


A Audrey le encanta la luz


Como la inmensa mayoría de los Ficus, Audrey necesita mucha luz indirecta, si lo colocas en una ventana a la que dé el sol, ayúdate de una cortina para tamizarlo y que no se quemen sus hojas, sobre todo si tu ventana está orientada al sur. Sus hojas tienen una pelusa que las recubre para protegerlas y les da un brillo especial reflejando la luz, cuando limpies sus hojas, ya sabes… usa un paño humedecido en agua y con un poco de jabón potásico.


¿Cuánto bebe Audrey?


No le gusta el encharcamiento, al igual que sus otros compañeros, así que debemos asegurarnos de que el sustrato esté debidamente aireado y algo seco antes de tirar de regadera.


¿Sabes cómo lo hago yo? Utilizo un palo fino de madera y lo introduzco en el sustrato. Si el palo sale manchado y húmedo, nuestro ficus está bien de riego; si sale limpio y seco, debemos regarlo en profundidad. Y me dirás ¿qué es regar en profundidad? Pues es darle un riego asegurándome de que el agua impregna toda la maceta una vez que se haya drenado por los agujeros de la base. Para ello, el sustrato debe estar suelto, aireado y esto lo conseguimos con la misma herramienta, un palo fino de madera que iremos introduciendo con cuidado por la tierra para que respire.

Te gusta propagar y lo sabes…


Hacer esquejes de ficus es fácil aunque no lo parezca y hay mucha leyenda plantil sobre ello. Yo fracasé alguna vez hasta que les pillé el truco!


Todos los ficus tienen una savia fina parecida al látex, que es blanca y lechosa y goteará enseguida si se rompe un tallo o una hoja, o cuando queramos cortar para propagar. ¡Ojo! Este látex es irritante en ojos y piel, así que si no tienes guantes, no lo toques. Tampoco dejes que tu mascota lo mordisquee porque le provocará problemas de estómago y no queremos eso.



Este látex es también el responsable de que los esquejes de los ficus en agua se pudran, así que mi truco es: corta en transversal el tallo por debajo de un nudo y enseguida cúbrelo con papel secante, el de la cocina, y déjalo unos minutos. Cuando esté totalmente seco es el momento de meter el esqueje en agua sin problemas de pudrición!


Notarás en unos días que aparecerán unas callosidades en la parte del tallo que está en agua y ahí empieza la magia, en unas semanas comenzarán a salir pequeñas raíces, !Pruébalo y nos lo cuentas!



Y en cuanto a plagas…


Las enfermedades y plagas más comunes que puedan afectar a Audrey son la araña roja, las cochinillas y el pulgón. Estos invitados no deseados los evitaremos con una buena nutrición y con la prevencion.


Tenemos que observar de cerca todas nuestras plantas y mantenerlas limpias. Con la limpieza de hojas no sólo ayudamos a que nada impida que hagan la fotosíntesis totalmente, si no que, aplicando un poco de jabón potásico al agua donde humedecemos el paño de limpieza, evitaremos plagas.


Si aún así, aparece alguna, debemos eliminar manualmente la plaga si no está muy extendida y después darle un tratamiento específico para el tipo de invasor que tengamos. A los siete días revisaremos, limpiaremos y volveremos a tratar. Con esto debería ser suficiente.


Otra enfermedad común en los ficus son los hongos. Si notas que las hojas se vuelven amarillas, es que te has pasado de agua, o de pulverizar. Por eso es importante dejar secar el sustrato entre riegos, evitando así la pudrición de raíces y hongos en sus hojas.


Así que ya lo sabes, el ficus de hojas más brillantes, el baniano, o como le conocemos a partir de ahora, Audrey, será la estrella de tu jungla y te dará pocos quebraderos de cabeza, cuéntanos si lo conocías y si te hemos sacado de dudas con los ficus.


Es una planta diferente, exótica, con historia y súper fácil de cuidar, de las que nos gustan en El Club de las Plantas y en cuanto la tengas en casa, verás que será la compañera de piso ideal, o de jungla!


Tavo Cota



1949 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page