top of page

Moho blanco o sclerotinia: aprende a prevenirlo, detectarlo y combatirlo.



Seguro que alguna vez te has encontrado con una capita blanca de moho sobre el sustrato de alguna de tus plantas. Si te gustan las plantas tropicales, te habrás dado cuenta de que la humedad y el calorcito, no solo les gustan a tus plantas. Son los dos ingredientes fundamentales para que aparezca algún tipo de moho. Normalmente, el hongo blanco del sustrato suele ser saprofito, lo que significa que se alimentan de plantas muertas y no son patógenos o dañinos para las plantas o las personas. Pero ojo, una vez que el moho se ha instalado en nuestras macetas, si no realizamos un cierto mantenimiento, le estamls abriendo la puerta a la Sclerotinia sclerotiorum. Este hongoascomiceto, fitopatógeno, necrotrófico causa un gran número de enfermedades en los cultivos, como también en plantas no cultivadas. Es uno de los causantes de enfermedad comúnmente denominada podredumbre blanca y afecta principalmente a plantas que nacen de bulbo o patata.

 

Los hongos saprófitos (del griego sapros = putrefacto y fyton = planta) son incluso beneficiosos ya que se alimentan de materia orgánica muerta o en descomposición para crear el humus.

 

Conociendo al enemigo ¿Quién demonios es Sclerotinia y cómo puede afectarle a mis plantas?


La Sclerotinia o moho blanco es una enfermedad que afecta a plantas y cultivos, especialmente durante el invierno y la primavera. Pertenece a la familia de los necrotróficos, un tipo de hongo que primero actua como un parásito absorbiendo los nutrientes de la planta hasta matarla y, no contento con esto, una vez muerta, como también es un hongo saprótrofo (se alimentan de materia orgánica muerta de origen vegetal), continúa devorando el tejido muerto de su huesped hasta eliminarlo por completo. Vamos, que no solo matará tu planta, sino que encima se comerá su cadaver.


Este hongo tiene una gran capacidad de supervivencia y se adapta fácilmente a casi cualquier entorno. Normalmente la sclerotinia aparece en el suelo o sustrato, pero ojo, también puede estar presente en restos vegetales o maleza. Debido a esta increíble capacidad de adaptación, puede sobrevivir en el suelo hasta 10 años. Una auténtica pesadilla.

¿Cómo le afecta a las plantas?

Los daños que produce la sclerotinia son varios empezando por el damping-off o marchitamiento por hongo. Las heridas y lesiones de la planta le sirven como canales de entrada, permitiendo que se la infección se extienda al tiempo que crece el hongo. Sobre la planta suele aparecer una capa blanca de aspecto acuoso que poco a poco, terminará por secar/devorar las hojas y finalmente los tallos. También puede manifestarse en masas negras duras de forma irregular que se desarrollan tanto dentro de la tierra como sobre las superficies de las plantas enfermas. Si el hongo aterriza en una hoja, flor o tejido dañado y la humedad relativa roda el 90 %, la espora germina e infecta la planta. Comenzará a formar lesiones de color marrón claro que pueden parecer manchas suaves, como impregnadas de agua. Poco a poco estas manchas se irán agrandando hasta provocar una pudrición suave acuosa (aunque puede ser relativamente seca en algunas plantas). Si el sustrato está muy humedo, (como cuando hemos regado por inmersión, se nos ha olvidado escurrir la planta y el sustrato permanece encharcado durante todo el día), es muy probable que además aparezca micelio blanco y algodonoso sobre el punto infectado.

¿Cómo detectar el hongo blanco?

Los síntomas varían dependiendo de la planta afectada, pero generalmente son fáciles de reconocer si sabes lo que estás buscando. El primer síntoma aparece en hojas y tallos. Si detectas tallos marchitos o manchas marrones en hojas, pétalos o capullos, es probable que tu planta esté infectada. Otro indicador claro para reconocer el moho blanco es la aparición de masas algodonosas en los tallos o en el sustrato cercano y la presencia de esclerocios en las plantas y dentro de los tallos de las plantas. Un esclerocio es una masa compacta de micelio endurecido que contiene reservas alimenticias que le permiten sobrevivir al moho en entornos ambientales extremos. Si tu planta tiene partes o secciones secas, como si fueran de papel, tallos con una textura viscosa y con una capa blanca por encima que también aparece en el sustrato, es muy probable que esté siendo atacada por el hongo blanco. Si los tres síntomas aparecen a la vez es señal de que la infección está muy avanzada. Llegados a este punto es bastante probable que la planta esté demasiado enferma para porder ser salvada. Pero vamos a darte las claves para combatirlo 💪🏻🥷🏿💪🏻💥💪🏻🪴🙏🏻🙏🏻🙏🏻

¿Cómo combatir el moho blanco?

Prepárate para luchar contra un enemigo escurridizo y tozudo. Incluso si detectas rápidamente los primeros síntomas, probablemente las raíces y el sustrato estarán infectadas además de las hojas. Como en Casa Jungla no nos damos por vencidas y tenemos más espíritu luchador que Rocky Balboa, nos negamos a dar una planta por perdida, así que hemos elaborado esta guía para intentar combatir (y vencer!) a la Sclerotinia. Ten claro que no hay un tratamiento 100% efectivo, pero si sigues estos pasos y eres concienzud* en con el tratamiento, la desinfección y limpieza, tus posibilidades de éxito aumentarán considerablemente.



Los x pasos para combatir la Sclerotinia aka Hongo blanco


  1. La cuarentena: Retira las plantas infectadas o marchitas para evitar que contagien al resto. Las acrósporas (esporas del hongo) pueden desplazarse grandes distancias y entrar a través casi cualquier sitio debido a su pequeño tamaño. El viento, las salpicaduras del agua o, incluso, la condensación puede ayudar a que el hongo colonice al resto y continúe infectando a nuevos individuos.

  2. Controla la humedad y la temperatura del resto de plantas para evitar que se reproduzca. La Sclerotinia necesita una humedad alta y superficies mojadas. Le encanta el sustrato húmedo, así que modera el riego y redúcelo en la medida de lo posible. Ojo con el calorcito: Prefiere temperaturas entre 15 y 21 °C

  3. Prepara un fungicida casero o compra uno específico. La mayoría de tratamientos "industriales" específicos para este hongo, funcionan más como preventivo, evitando que el hongo se reproduzca e infecte la planta. Al estar infectada, debes rociar las hojas, el tallo y las como raíces, para intentar eliminar el hongo por completo. Elige un antifungico de amplio espectro, a poder ser orgánico. También puedes preparar tu propio fungicida casero a partir de los siguientes ingredientes: Leche: mezcla 1 parte de leche x 3 partes de agua. Vierte la solución en un vaporizador y fumiga generosamente. Bicarbonato de sodio: Como los hongos tienen facilidad para vivir en un entorno ácido, como el bicarbotado sódico tiene un pH natural en torno a 8, es decir, un pH alcalino, actúa como veneno para los hongos. Mezcla una cucharada pequeña de bicarbonato sódico + una cucharada pequeña de jabón natural neutro + un litro de agua. Bicarbonato de Potasio: Mezcla una cucharada pequeña de bicarbonato de potasio + una cucharada pequeña de jabón natural neutro + un litro de agua. También puedes utilizar aceite de Neem, ajo, vinagre o canela

  4. Trasplanta en una maceta nueva y desinfectada. Retira la planta del interior de su maceta y, con las manos, un palito de bambú o una brocha, procura eliminar todo el sustrato posible. Es muy importante que dejes toda la planta lo más limpia posible, por lo que si es necesario, no te preocupes en cortar algunas raíces. Para eliminar por completo las esporas de moho restantes, puedes sumergir el tiesto en una solución de 9 partes de agua y 1 parte de lejía, durante unos 10 minutos. Pasado el tiempo, límpialo con agua y jabón y acláralo con agua. Una vez que el recipiente / maceta se haya secado, puedes llenarlo con tierra y trasplantar. Puedes añadir fungicida al sustrato.

IMPORTANTE: Antes de trasplantar, asegúrate de enjuagar bien las raíces y limpiar el moho de las hojas en profundidad. Si quedan esporas de moho ¡Estamos acabadas!


¿Cómo prevenir el moho blanco?

Por lo general, los fungicidas están diseñados para prevenir el crecimiento de hongos. Pero aparte de optar por el tratamiento y ser constantes, hay varias medidas de prevención para evitar el crecimiento del moho blanco y su propagación.


1. Cuidado con el riego. Sabemos que cada planta tiene sus necesidades, pero procura espaciar los riegos dejando que el sustrato se seque ligeramente entre riego y riego. 2. Airea y ventila el espacio donde tienes tus plantas. No hace falta que las pegues al ventilador, de hecho a mucha plantas no les sienta nada bien las corrientes de aire. Lo que si les gusta es "que corra la brisita". Y a nosotras 3. Elige un sustrato de calidad e incorpora en la mezcla perlita, greda volcánica o bolas de arcilla para asegurarte un buen drenaje y un correcto desarrollo de las raíces. Como elegir el mejor sustrato para mi planta (link) 4. Elimina los restos y las hojas muertas. Aunque la función de los hongos es transformarlos en humus, como en el proceso intervienen hongos, mejor nos lo evitamos. Que nunca se sabe... 5. Elige un lugar con buena iluminación. No es ningún secreto que al moho le gustan los lugares oscuros y húmedos. Si tu planta recibe una cantidad de luz abundante, evitaremos la aparición del moho. Aprovecha las horas en las que el sol es suave para que tus plantas reciban rayos ultravioleta, La UV-C es germicida y puede inactivar bacterias, hongos y virus.


6. No escatimes con el sustrato. Aunque pueda parecer que la tierra es para toda la vida, también tiene fecha de caducidad y es conveniente desecharla a partir de los 15 meses de haber sido abierta. Para conservar todas sus propiedades y evitar que hongos y parásitos puedan contaminar la tierra abierta, ciérrala bien después de usarla. Te durará mucho más tiempo.


Reciclar es muy importante, pero en este caso es peligroso. Si la tierra se ha visto atacada por el hongo ya no podrás utilizarla de nuevo. ¡Recuerda que son super resistentes y viven hasta 10 años! Si quieres investigar un poco más, o te has quedado con dudas, te recomendamos este post de Herbario Virtual publicado dentro de la Cátedra de Fitopatología de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires.



Esperamos que este post te haya servido y nos encantaría que compartieras tus experiencias combatiendo el moho blanco con la comunidad plantil en el Foro de El club de las plantas

5587 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 commentaire


Hola. Si la planta esta infectada con homgo blanco, cuantas veces hay que aplicar el fungicida casero? Muchas gracias.

J'aime
bottom of page